Pensión de Alimentos

El importe de la pensión de alimentos, se ingresará por parte del progenitor que no ostente la guarda y custodia sobre los hijos.

Dicho importe se abonará en la cuenta bancaria designada a tal efecto, por el progenitor que ostente la guarda y custodia de los hijos, es decir, aquel con quien convivan los hijos habitualmente.

De esta forma, dicho progenitor custodio, será responsable de abonar directamente todos los gastos ordinarios de los hijos, que deban cubrirse con el importe de la pensión de alimentos.

 

No es válido el pago hecho directamente a los hijos, que tienen derecho a la pensión.

 

En estos casos se consideran que esas cantidades que se les da el progenitor no custodio y obligado al pago, directamente a ellos, como meras liberalidades, independientes de la obligación de abonar.

 

Se establece que dicha pensión tendrá lugar con carácter mensual durante los 12 meses de cada año y dentro de los 5 primeros días de cada mes.

 

Se debe actualizar anualmente su cantidad con arreglo al IPC, reflejado por el INE. La actualización es acumulativa, se toma como base el importe de la pensión que se estableció y cada año se actualiza porcentualmente.

 

GASTOS EXTRAORDINARIOS Son aquellos que están fuera de los gastos ordinarios (alimentos, vestido, habitación),es decir, aquellos cuya naturaleza sea NECESARIA, con carácter IMPREVISIBLE, dimanantes de sucesos de difícil previsión.

Que sean acordes y asumibles.

Herranz Abogados de Familia Logroño